El duelo por la pérdida de la pareja (Padres o Abuelos)

Publicado el por & Categoría: Actividades adultos mayores, Club de Día, Residencia Geriátrica.

adulto-mayor

Es necesario saber que la pérdida de la pareja de nuestros padres o abuelos es muy diferente a como la vivimos nosotros como hijos o nietos, para nosotros puede ser doloroso, pero es muy diferente para ellos ya que se trataba de su compañero de vida, la persona con la que compartieron alegrías y tristezas, con quien compartieron todo.
Un matrimonio o pareja llevando una familia y apoyándose el uno al otro para sacarla adelante, vivir experiencias felices y otras terribles es lo que hace tan difícil la perdida, todo lo vivido. Por eso debemos entender que para ellos sea un evento difícil de superar.

¿Qué podríamos hacer o no para poder ayudarlos?

Esto significa que como hijos o nietos debemos poner de nuestra parte para ayudar a sanar sus heridas, sin embargo también existen límites que no debemos sobrepasar. Se dice que el duelo dura aproximadamente un año y que los primeros tres meses son los más terribles ya que la persona se encuentra intensamente triste o irritada, por eso debemos a prender a ser pacientes.

Ya que hayan pasado los tres meses más complicados alienta a tu familiar a hacer cosas diferentes, por ejemplo salir de viaje, arreglar el jardín, hacer alguna remodelación, buscar algún club social donde hay más adultos mayores con los cuales poder convivir y hacer actividades entretenidas.

Hacer un proyecto de vida es algo en lo que también podríamos ayudar, ya que la persona que estuvo ligada tantos años a la pareja le es difícil empezar o considerar algo nuevo en donde no este contemplado su compañero de vida. En realidad no tienen que ser grandes cosas, con aprender a bailar, dibujar, etc. Puede bastar.

Encontrar consuelo es algo muy importante, podría ser el refugiarse en sus creencias religiosas para aceptar las situaciones de la vida o hacer yoga, meditación para encontrar paz mental puede ser de gran utilidad.

Lo que no debemos hacer es darles todo en exceso, dinero tiempo, etc, porque solo estamos tapando la tristeza de manera superficial, porque en el momento que ellos tengan que estar un rato solos la tristeza aflorará y solo podrán pensar en cosas negativas como: estoy solo, nadie me quiere, no sirvo para nada y entonces podría venir la manipulación.

Creemos firmemente que un tanatólogo puede ser de gran ayuda, así como el que pueda visitar un club de personas mayores donde pueda convivir y reintegrarse a la vida después de esa pérdida dolorosa. En nuestra Residencia Geriátrica y Cuidados Neurologicos Monarka contamos con muchos recursos para poder ayudar a tus seres queridos, acércate a nosotros y con gusto te orientaremos.

Etiquetas:

Los Comentarios están cerrados.